Abe's Brain

martes, abril 08, 2008

Nonternet

Últimamente son bastante frecuentes en el trabajo los cortes de Internet. No demasiado prolongados, pero molestos. Muy molestos.

Ya no solo por ellos mismos, ni siquiera porque empiezan a ser lo más normal del mundo (y, supuestamente, no deberían serlo en un Centro de Tecnología), sino porque me hacen sentir como uno de esos ratones con los que experimentan en los laboratorios poniéndoles electrodos en la comida. Con la diferencia de que yo me electrocuto una y otra vez.

Por ejemplo, vamos a suponer que el corte se produce cuando estás programando alguna cosa que no es tu fuerte. Por lo tanto necesitas constantes búsquedas en Google para continuar.

- Vaya, ¿cómo se hacía esta cosa en sql? (Abro el Firefox -> Error... Mierda)

- (Un par de minutos después) Bueno, pues si no puedo seguir programando aprovecho para mirar el correo. (Abro el Firefox -> Error… Mierda)

- Pues nada a seguir programando por otro sitio. (Un par de minutos después). Huy, un error; a ver si saben algo en Google. (Abro el Firefox -> Error.... Mierda)

- ¿Habrá algo nuevo en Google Reader...?


Es más este post lo he escrito en uno de esos ratos sin Internet, e incluso para buscar datos del mencionado experimento, he abierto el Firefox y me he pegado de bruces, una vez más, con la página de error. Así que ni divertidas fotos de ratones electrocutados, ni vídeos de Homer llamando sin prefijo o Bart cogiendo una magdalena eléctrica, hala.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger Tania-chan

Pos mira que hoy me he acordado de tí, porque hasta hace un rato estaba sin internet y me tiraba de los pelos. Pero ya está funcionando, yay!

A ver si os mejoran esa conexión, que estar sin inet es la muerte (ya sea por cosas para el curro o poder mirar el fotolog de vez en cuando, juass).

14/4/08 12:00  
Blogger Mimiru

Recuerdo que en la beca tenía cortes bastante curiosos.

Algunos eran normalitos, te quedabas sin internet y punto. Se llevaba bien mientras no durase demasiado.

Otros eran algo mas fuertes y dejabas de tener acceso a los servidores que se encontraban dentro del propio edificio, estos eran bastante frustrantes porque si tenía que modificar algo de la web de la escuela era imposible hacerlo.

Luego estaban aquellos en los que te sentías completamente aislado del mundo, que era cuando no sólo te quedabas sin internet sino que te quedabas sin teléfono.

En fin, esto de internet es todo un vicio, imprescindible diría yo.

17/4/08 22:52  

Publicar un comentario

<< Home