Abe's Brain

martes, enero 31, 2006

Otro post quejica: Puertas

¡Las puertas de los baños no se cierran a menos que haya alguien dentro! Que no, leñe, que no. Que no tiene sentido y no da más que problemas. No entiendo la manía que tienen los invitados de cerrar las puertas de baños ajenos cuando han hecho uso de él.

¿Y por qué menciono explícitamente a los invitados? Pues porque bueno, intentar abrir la puerta y que no puedas porque hay alguien de tu familia dentro no es muy grave. Como mucho oirás un ‘es que no se puede ni mear tranquilo’. Pero si hay un invitado en casa, o eres tú el invitado pues es más molesto. ¿La abro, no la abro? ¿Habrá alguien dentro? ¿Se ve luz? Bueno, si la abro y está ocupado no pasa nada, me vuelvo y hago como si nada. ¿Pero y si está ocupado y no tiene echado el pestillo…?

Y ahí estás tú, en mitad del pasillo de una casa ajena, o lo que es peor, en tu propia casa, postrado delante de la puertas de un baño vacío; esperando cruzarte con alguien que te más información al respecto.

En general, me molesta cualquier puerta cerrada que no sea necesario tener cerrada como la cocina a las 4 de la mañana. Las habitaciones las perdono, aunque personalmente, a menos que esté estudiando y haya mucho ruido fuera, la tengo siempre abierta.

Y os preguntaréis por qué estoy contando todo esto. Situación:

Hoy a la hora de comer (mi hora de comer, que viene a ser cuando el resto de España menos los becarios de mi turno han comido) había invitados en casa; una amiga de mi madre en concreto. Bueno, pues tras haber acabado, como tipo limpio y responsable que soy, recogí y fregué mis platos. El tupper donde estaba la comida todavía tenía bastante salsa así que lo más sensato me pareció que era echarlo por el váter (o inodoro, wc…no sé cómo se llama vuestro váter). Para hacer esto correctamente lo mejor es echar un poco de agua. Bien, pues con la vista fija en dicho tupper para que no se cayera nada, me dispuse a recorrer el camino. Uno lleva unos cuantos años viviendo en esta casa y no necesita luz para ir por ahí, la penumbra que había me bastaba. Cuál fue mi sorpresa cuando al llegar al baño me topé con una especie de muro impenetrable que vamos a llamar puerta. ¿Resultado? Salsa para acompañar el cachopo por el suelo, salsa para acompañar el cachopo en mi jersey, Abe dando voces preguntando a los cuatro vientos quién coño había cerrado la puerta, Abe dándose cuenta de que había invitados…

Sólo eso, gracias por su atención

Etiquetas: , ,

5 Comments:

Blogger Byrrell

Mmmm.... podría ser otra tira de Wasted Time... no crees que el mejor modo de saber si hay alguien tras una puerta cerrada es picando?

Es decir, golpeando algo, tus nudillos por ejemplo, contra la propia puerta, con el fín de que si hay una persona en el interior lo manifieste.

Otra alternativa más interersante, que puedes libremente modificar, es la del palo de golf en la pared contigua mientras gritas que no aceptas los terminos del divorcio y que acabareis en los tribunales.

Por lo demás, pagaría por haberte visto gritando lleno de salsa en el medio del pasillo. Lo que me recuerda que Internet está lleno de porno duro, así que dejo tu log, aunque se agradezca la actualización.

31/1/06 05:01  
Blogger Rochgs

Hay que ver. Si yo hubiese tirado la salsa, estaría cegándome en mi sombra por gilipollas. Solo a mi se me ocurre ir hacia el baño mirando fijamente un recipiente de plástico rebosante de agua.

La tira Abe y casi organiza un movimiento "Abramos las Puertas" que ni los de recogida de inmigrantes. Me pregunto que hubiera pasado si el "alto" se lo hubiera dado la invitada en lugar de la puerta.

Lo que son los enfoques vitales...

31/1/06 22:40  
Blogger WaaghMan

Lo siento, pero tal como lo cuentas la culpa no parece que fuese de los invitados, sino tuya por ir a oscuras (lo cual es comprensible) e intentar atravesar una puerta cerrada (lo cual ya no lo es).

Sobre lo de dejar la puerta abierta... bueno, en los baños de mi casa se dejan abiertas, excepto el pequeño que hay en la planta baja que se deja cerrada (por motivos estéticos supongo). Pero nunca me había parado a pensar en ello :P

1/2/06 10:14  
Blogger Tania-chan

Las habitaciones las perdono, aunque personalmente, a menos que esté estudiando y haya mucho ruido fuera, la tengo siempre abierta.

Yo todo lo contrario: todo cerrado, siempre. Si veo la tele, la puerta del salón lo cierro (en mi casa somos unos voceras, y cuando quiero ver la tele, quiero escuchar solo la tele :P). Y la de la habitación sobre todo, si puedo evitar que alguien entre en mi pequeño espacio privado mejor que mejor.

Y ya no digo por la noche: con la puerta abierta no pego ojo. Pero eso ya es porque soy una miedica :P

Por cierto, ¿qué tal se limpia la salsa de cachopo? :O xD

2/2/06 12:20  
Blogger Byrrell

Querido Abe,

No puedo creer que en todo este tiempo no haya acontecido nada que potenciase tu habitual misantropía.

Ya va siendo hora de que nos regales una actualización.

Tus grouppies te necesitan.

5/4/06 23:33  

Publicar un comentario

<< Home